Cuando la sanción sustituye al látigo

2 Ene

Todos tenemos en la cabeza que en la época de las grandes civilizaciones antiguas, todo era posible gracias a que existían al menos dos grupos diferenciados de personas: los que eran esclavos, y los que no. Los primeros eran la mano de obra que por comida (escasa) y un lugar donde dormir hacían el trabajo para que otros vivieran dignamente.

A lo largo de la historia, desde el Antiguo Egipto, la civilización romana, pasando por la Edad Media hasta ahora, han hecho falta esclavos, mano de obra barata para hacer el trabajo. En España la primera ley que se suscribe contra la esclavitud es en 1837, el intervalo en la historia hasta hoy es cortísimo; y en la actualidad, existe la esclavitud tal y como la imaginamos que había en el Antiguo Egipto en algunos países del mundo, y de vez en cuando algún caso aislado que sale a la luz en nuestro país.

No obstante, no puedo dejar de plantearme si quizá, la esclavitud, no sigue disfrazada entre nosotros de forma más generalizada.

Según el diccionario de la Real Academia Española la esclavitud se define como “Sujeción excesiva por la cual se ve sometida una persona a otra, o a un trabajo u obligación.”

Me hace pensar, ¿somos esclavos ahora? Yo encuentro muchos paralelismos, aunque claro, ya no hace falta que te den con un látigo para confirmarte como esclavo, el engranaje social y legal deja la puerta abierta al castigo, a la sanción en el trabajo, directamente aplicados por la empresa sin ningún mecanismo previo de defensa por parte del trabajador. Sí, es cierto, después puedes ir al Juzgado de lo Social para demandar a la empresa cuando te amonestan, pero la indefensión que genera que tu jefe tenga potestad para castigarte no te la quita nadie, y si además es una sanción injusta, además genera ira e impotencia.

¿Estamos sujetos excesivamente al trabajo? Pues eso depende, pero por suerte o por desgracia, todos sin excepción, para cumplir con las expectativas de la sociedad, estamos endeudados (para pagar una casa o un alquiler), y por tanto, estamos sujetos al trabajo.

En tiempos de crisis además, la falta de otras oportunidades hace que el trabajo que tenemos, nos guste o no, sea el que aceptemos, aunque no de buen grado. Los empresarios saben esto, y de hecho, es el argumento principal del empresario/jefes cuando nos imponen más condiciones (siempre desfavorables para el trabajador): “mira el lado bueno, tienes trabajo”… ¿Qué trabajador con trabajo no siente una punzada de culpa cuando le dicen esto? ¿Qué trabajador con trabajo se negaría a seguir desmejorando sus condiciones mientras mantenga su empleo? Al final lo que tenemos es un trabajador que traga y traga en favor de un argumento lleno de trampas, y alguien que se beneficia: el empresario.

¿Es el empresario tan malo? Algunos argumentan por ahí que son los que generan trabajo, pero eso no es correcto, ellos ponen en marcha un sistema de producción con el que ganan dinero. El trabajo no lo generan ellos, sino que está en una sociedad dinámica y rica. El empresario es malo siempre que ponga su beneficio económico por encima del derecho a la dignidad de los trabajadores. Y en España tenemos muchos empresarios malos.

¿Es nuestro sector un trabajo digno? Un trabajo digno es el que permite al trabajador desplegar sus habilidades y además obtener unos ingresos que permitan mantener a su familia para las necesidades más básicas y además poder destinar una parte al ocio y a la cultura. Desde luego el teleoperador rara vez tiene oportunidad de desplegar sus habilidades y por supuesto le sobra mes al final del sueldo… por lo tanto, aunque sea un trabajo, no llega a ser digno.

Así que siguendo el argumento tenemos un trabajo que no llega a ser digno, una situación que nos fuerza a estar en un trabajo cualquiera, y un empresario/jefe que pone sus beneficios por encima de los derechos de los trabajadores. Además, con un gobierno que trabaja cada día más por desmantelar –eliminar- los derechos de los trabajadores.

¿Qué puede hacer el trabajador? Afortunadamente hay salida, pero los trabajadores tienen que cooperar, así es cómo se han conseguido derechos. Los trabajadores tenemos la responsabilidad de unirnos para conseguir que no se eliminen más derechos y para que el jefe tenga claro donde están las líneas rojas. Quizá tengamos que aceptar que el trabajo que tenemos no sea el de nuestros sueños, pero sí podemos pedir poder ejercer nuestras habilidades, y que se nos valore por ello. Esto además está relacionado con la satisfacción en el trabajo: poder desplegar nuestras habilidades. El miedo que tienen los trabajadores a reclamar sus derechos y a avanzar juega siempre en favor del empresario, porque cuenta con ese miedo para seguir cruzando lineas rojas.

Probablemente la esclavitud se ha transformado de forma sutil y se ejerza de otro modo, no tan evidente. ¿Qué creéis?

K-roja

Delegada de CCOO

Anuncios

Una respuesta to “Cuando la sanción sustituye al látigo”

  1. Rojamasqueroja 03/01/2013 a 16:47 #

    Me ha encantado el artículo, la verdad es que es cierto que a falta de látigo de cuero o cuerda …. la sanción te deja una huella de dos dedos de grosor … en el alma … sobre todo si eres inocente de culpa y pecado … o si la sanción no se corresponde con la falta o si la falta es realmente tal falta … hasta que punto si te piden no vayas al servicio mas de dos minutos puede un ser humano corresponder a dicha norma ? Somos seres humanos pero algunos se empeñan que de 8 a 16 o de 4 a 00 seamos maquinas, previsibles, perfectas, mecánicas, matemáticas … no entiendo a las empresas que emplean la sanción como sustitución del látigo, va en contra de sus propios intereses! No crean criaturas rebeldes ?!! la rebeldia el descontento la desmotivacion la desilusion … no Van cogidas de la mano con la PRODUCCION O LA EFICACIA !! eso no va en contra de las empresas ?? torpeza. Solo puedo pensar eso. Estamos en manos de torpes incompetentes caprichosos cobardes mandaos ineptos chupaculos ambiciosos y pon al final de todo una /as …. porque hailas las hay tambien ellas como no .. la igualdad está en todo incluso en la mediocridad !!
    Donde han quedado los tiempos donde tu jefe preocupado te llamaba a su despacho para preguntarte como estabas como iba todo que te notaba un poco distraido /a y que te tomaras unos dias libres a cuenta de vacaciones para descansar y desconectar … luego al regreso te ponias las pilas y si ese trabajo no era lo tuyo, a otra cosa !! mariposa que no hay nada mas bello que cambiar algo que no funciona no va bien o no es para lo que estas hecho … pero claro la crisis puta crisis como aprieta los machos a todos … que si no hay curro que si no puedo perder el que tengo que si que hago si pierdo el puesto con la hipoteca los niños el coche la vida !!!
    Mierda de civilización!! es lo que yo digo …. y detrás de la mierda la sanción, muy de moda por estos landes de las nuevas tecnócratas actividades laborales … del látigo a la sanción, eso está claro !!
    Pero … solo una cosita para motivar …
    Esto no siempre tiene que ser así .. para una buena sanción ?? una buena declaración …. ante un juez … una demanda .. a la empresa … al jefe … a traición … como la sanción !! Si vale 300 euros, los pides!! el gusto que te vas a dar de que te retrocesen la sanción, pongan la cara colorada o algo peor (le sancionen jeje..) al jefecillo de turno que te ha levantado la perdiz… y sobre todo la restitución de tu dignidad como trabajador … que para eso estás 8 horas a pie de cañon, levantando el Pais con la ayuda de tus compatriotas y algun que otro rezagao que se ha dejado caer por estas lindes y para colmo !!!!! te sancionan por sacarte un moco … toma ya que esto es para no quedarse de manos cruzadas sino gestionarlo. Que no te asusten con una sanción por incumplimientos banales o mentiras de bajadas de producción, un buen abogado y a recomponer lo que han desecho: la dignidad que como trabajador tienes que como ser humano y persona tienes. Las equivocaciones los errores o las distracciones no tienen todas que ser una sanción a tu honor como trabajador. Si se las sanciones fueran automáticas cuantos jefecillos y jefazos estarían en riesgo de despido por las barbaridades cometidas y por los atropellos diarios !!
    Bueno agur que me voy !!!!
    Rojamasqueroja

¡DEJA UN COMENTARIO!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: