El verano ha llegado a Konecta

16 Nov

Es sorprendente, como en nuestra empresa tenemos un tiempo especial, ¿será el cambio climático? la cosa es que a medida que van avanzando los meses de frío -de las puertas para afuera- suben las temperaturas a niveles insospechables en esa nuestra empresa. ¡Sí! Ayer alcanzamos los 30 grados a la sombra en un día tan bonito como el 15 de noviembre. No, no me he equivocado, ni es un artículo anacrónico, no estoy hablando de mayo, junio o julio, sino de noviembre.

Mientras en la calle pueden hacer entre 10 o 20 grados -según sea muy temprano por la mañana o de noche o al medio día-, en nuestro centro de trabajo tenemos 30 gradetes.

Algunos trabajadores piensan si esto es una estrategia de la empresa para:

– Causar enfriamientos, con lo que el trabajador se pondrá malo y así poder aplicar más despidos por el artículo 52, de esos que ahora a la empresa le gusta tanto aplicar.

– Estamos bajo experimentos médicos o extraterrestres -hay quien no parece humano-… ayer la que escribe sintió mareos y dolor de cabeza al final de la jornada, después de varias horas con un calor de justicia, tanto que salí al final de mi jornada, a las 21 horas, en manga corta a la calle para que me diera el fresco… doy gracias que hoy no estoy mala.

– Estamos trabajando bajo tortura -y no la de Alejandro Sanz y Shakira, no-… quizá haya algún sádico por ahí que le gusta ver a la gente quejarse y sentirse mal.

– Hay alguien interesado que los trabajadores de Konecta vayan con ropa ligerita a trabajar, porque claro, desde que trabajo en Konecta no nos podemos desprender de las mangas cortas -y a veces se echan de menos hasta las sandalias-, aunque quiero recordar que en verano hemos estado a 14 grados en Konecta, tapadas con mantas polares y con sudaderas para evitar la congelación.

Los delegados sindicales hemos instado ala empresa, por activa y por pasiva que arregle esto, pero se rien de los trabajadores diciendo que son muy caprichosos y que la empresa que le instaló el sistema de climatización le garantiza que todo funciona estupendamente.

Ayer cuando fuimos a reclamar que bajaran la temperatura, resulta que estaba puesta en la planta de arriba ¡¡a 27º!! ¿A quién se le ocurre eso? ¿Es que alguien es un bromista y cuando le vienen a decir que tiene frío lo sube al máximo para fastidiar? ¿Es que no saben que lo ideal es ponerlo a 24º? Además, de esa manera Konecta consumirá una energía abrumadora, y el gasto en electricidad tiene que dar miedo de verlo porque en Konecta el cambio climático ha llegado, en invierno pasamos calor y en verano pasamos frío.

Anuncios

¡DEJA UN COMENTARIO!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: