El sindicalismo no tiene el reconocimiento que debiera

24 Ago

24 de agosto de 2011

Entrevista con Cristina Berrmejo, secretaria confederal de Juventud de CCOO

El sindicalismo no tiene el reconocimiento que debiera

24.08.2011.- Con Cristina Berrmejo -madrileña, 36 años, montadora de vídeo y actual secretaria confederal de Juventud de Comisiones Obreras- conversa sobre la situación actual de la gente joven, especialmente de las mujeres, Carmen Briz Hernández, periodista y realizadora de la revista Trabajadora de la Secretaría Confederal de la Mujer de CCOO.

Fotografía de Julián Rebollo.

Fotografía de Julián Rebollo.

“En ocasiones, las chicas tienen sentimientos de superwoman: “he de ser la mejor madre, la mejor trabajadora”. Esto es un error de base”

En el año 1998 Cristina Bermejo entra a trabajar como editora de vídeo en Telemadrid, un lugar en el que es relativamente sencillo entender cómo funciona el poder en relación a los medios de comunicación. Esta madrileña, de 36 años, licenciada en la especialidad de Imagen y Sonido en la Facultad de Ciencias de la Información por la Universidad Complutense y Máster en Producción Audiovisual, se afilia a CCOO en 1997 y en 2003 es elegida delegada.

Era afiliada desde que estaba estudiando, me apunté a VITRA, a la cooperativa de vivienda. En Telemadrid los montadores de vídeo reivindicábamos nuestra categoría profesional y denunciamos la usurpación de funciones por parte de los redactores y ahí surgió todo.

Desde 2008 es secretaria confederal de Juventud y forma parte de la Comisión Ejecutiva de la Confederación Sindical de CCOO.

Llevaba seis años en el comité; y me proponen ir en la candidatura de Toxo, querían contar con gente nueva, que venía fresca de las empresas. Me proponen ser secretaria confederal de Juventud y en una sola noche digo que sí.

Una decisión de la que no se arrepiente en absoluto.

A nivel de enriquecimiento personal, desde luego lo valoro muy en positivo. El trabajo es muy duro e ingrato, en cualquier punto de la representación sindical -sea en la empresa, sea en la confederación o sea en la federación- porque se trabaja mucho y se reconoce poco. El sindicalismo está bastante desprestigiado, pero cumple una labor fundamental. Y no tiene el reconocimiento que debiera, ni por trabajadores y trabajadoras ni por otros agentes.

Un desprestigio que achaca a un profundo desconocimiento por parte de la sociedad.

Hay una desinformación total del trabajo y de la capacidad de los representantes sindicales y del papel legítimo que les otorga la Constitución. La gente se deja llevar un poco por las percepciones a primera vista. También es verdad que a veces por algunas malas acciones de determinados delegados y delegadas en las empresas, pero no puedes meter en el mismo saco a toda la organización por el comportamiento de una o dos personas que conoces y son próximas a ti. Es una pena que no se goce del reconocimiento de la labor ingente que se realiza diariamente.

Y hay un ataque brutal por parte de la derecha.

Probablemente se trate del único bastión fuerte que quede a batir de la izquierda y por tanto somos un objetivo claro.

Sigue leyendo

Anuncios

¡DEJA UN COMENTARIO!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: